FILATINA: carta de lector

Pese a la mugre, el olor, las amenazas, intentos de quemar las casasde los vecinos, y burlas reiteradas y airadas del dueño (Fiordelli)diciendo que como tenía amigos en altas esferas del poder en Brandsen tenía impunidad y las denuncias no le harían nada, hasta la fecha sigue funcionando el criadero

COMMENTS